Gastronomía

La gastronomía de la Sierra de Albarracín, se basa en la ganadería y en la agricultura, platos que surgieron de la pobreza y que aportaban lo necesario para sobrevivir al duro trabajo y a los duros inviernos.

Las migas, las sopas de ajo,  el gazpacho serrano,  la borraja y el cardo dos verduras maravillosas, preparadas con patatas o con salsa de almendras. Y por supuesto las setas y hongos. No olvidamos las carnes, el Ternasco de Aragón, la carne de vacuno los escabeches, las truchas del río Guadalaviar.

El jamón y los quesos, con diferentes premios internacionales.